Aránzazu

Aránzazu es uno de los ocho municipios que conforman la comarca de Debagoiena, situada al suroeste de Gipuzkoa, y enmarcada por el Parque Natural de Aizkorri-Aratz. Dicha comarca acoge joyas como como el Santuario de Aránzazu, los cascos históricos de Bergara y Oñati o los cascos medievales de Arrasate-Mondragón.

La demanda de ocupación de alojamientos en el entorno rural ha evolucionado de manera positiva en los últimos años. La comarca cuenta actualmente con un total de 740 plazas en hoteles y alojamientos, 150 de las cuales pertenecen a casas rurales y agroturismos, y 342 en hoteles, apartamentos y albergues ubicados en el medio rural. 

El principal atractivo de la zona de Aránzazu es su Santuario. Ubicado junto al Parque Natural de Aizkorri-Aratz, el Santuario de Aránzazu es un símbolo de la cultura vasca y un ejemplo importante del arte moderno contemporáneo. De él nace el sendero de Aránzazu a Urbia, el más apreciado por los visitantes montañistas.

La zona de Aránzazu dispone, además, de actividades naturales y culturales que se complementan a la actividad del centro. Es posible realizar visitas guiadas a la Basílica, para conocer de cerca los trabajos ejecutado por diversos artistas contemporáneos; o la labor del Caserío-Escuela como motor divulgativo del pastoreo y de actividades como la elaboración de quesos. Asimismo, la cordillera del Aizkorri, una de las cumbres más elevadas y emblemáticas de Euskadi, y a su vez, más reconocidas por su ya mítico maratón de montaña, acoge en sus entrañas las cuevas de Arrikrutz. Además, los itinerarios por el Parque Natural Aratz-Aizkorri muestran infinidad de tesoros a los que se accede a través de un paisaje caracterizado por sus sierras calizas e interminables hayedos.